Written by

Tapar los agujeros del enchufe

Cuantos chicos por día meten los dedos en el enchufe? Me dijeron alguna vez que aquellos que veía en la calle con rulos tenían ese cabello rizado por haber metido el dedo en el enchufe. ¿Qué idea tuve yo luego de aquella historia? Enrular mi lacio cabello metiendo los dedos en el enchufe.

Así es como mi padre se ganó el cartel de “poco responsable” por sus ideas creativas y alocadas por parte de mi madre y yo comencé a escribir en este blog porque cuando sufro de descargas en medio de la calle puedo perder la conciencia. Entonces me encerraron aquí con mi laptop a escribir en este blog. Ahora los rulos no solo los tengo bien alocados sino que sufro de la energía pasar por mi cuerpo con todas las ganas que un hombre puede desear.

Igualmente para evitar que vuelva a meter los dedos en el enchufe, mis padres me compraron unos nuevos animalitos de colores de plástico que se colocan en los agujeros del enchufe para que los chicos no metan los dedos.

Croe que fue peor aún, porque vino mi sobrino y cuando vio un animalito rojo en el enchufe lo primero que quiso hacer fue sacar tocarlo y arrancarlo y luego meter los dedos. Así es como hoy estoy aquí con mi sobrino a mi lado y ambos disfrutamos de una estadía energética en casa de campo bien alejados de la civilización pero conectados con ustedes a través de inventos absurdos.

el que inventó esto nunca fue niño ni curioso. Que absurdo.

Vía | foolishgadgets

Tapar los agujeros del enchufe
47 votos