Written by

Star Wars parasol auto

Recuerdo el Ford Falcon celeste de mi padre. Era muuuy grande por dentro. Bueno, es verdad que yo era bien chiquito en aquel entonces, pero sus asientos de cuero eran confortables. Lo único malo era el calor que hacía dentro cuando había mucho sol. El sol se sentía terrible dentro de aquel Ford Falcon. Recuerdo cómo se pegaba la piel con la transpiración y quedaba marcado el dibujo en el asiento. Horrible.

Siempre mu gustaba ir a la playa con mi familia y llevábamos en el baúl del Falcon prácticamente toda la casa entera. Entraba de todo. Llegábamos a la playa a las 11 y a las 13 recién estábamos instalados de la gran cantidad de cosas que llevábamos. Como era una hora de sol dura y mi padre sabía que los asientos del Falcon al regreso estaría picantes, les colocaba a los vidrios unos protectores de cartón a los vidrios para que no entre el sol. Los regalaban en la costa pero nunca me regalaron uno tan hermoso como este parasol de Star Wars.

Pueden comprarlo aquí y contar con esta belleza creativa que sin lugar a dudas divertirá a todos los que lo vean al pasar.

ima

Star Wars parasol auto
31 votos